Los potos

Los potos

Los potos son una planta que únicamente se utiliza en el interior de un hogar, situada en una maceta otorgándole un buen sentido decorativo a la habitación. Este modelo pertenece a la familia de las aráceas y su origen se puede ubicar en las islas Salomón en el Pacifico Sur.

El cuidado de los potos no es tan complicado. Sólo se debe tener amor por la planta. En lo que se relaciona a la luz hay que decir que tolera bien un lugar a media sombra, y puede estar situado ante los rayos solares, aunque se recomienda que no la exponga frente al sol del mediodía, que al ser muy fuerte, puede ocasionarle ciertos daños. La temperatura debe estar cerca de los 13 grados centígrados en invierno, y de los 24 en verano. De esa forma el poto se desarrollará de la manera apropiada. Si se la ubica por debajo o por encima de las cifras explicadas anteriormente puede haber serios inconvenientes en el crecimiento.

Potos

En cuanto al riego se debe aborrecer el exceso con síntomas muy claros como son las manchas Marrones que surgen en las hojas. En la estación del verano hay que regarlas cada cuatro o cinco días y en invierno cada diez o doce días, debido a que en ese tiempo hay una mayor cantidad de precipitaciones que nos ahorrarían el trabajo. Lo más aconsejable es comprobar el estado de la tierra antes de regarla, ya que puede estar muy húmeda.

Una última observación que se puede realizar es que no es positivo cambiarla mucho de maceta, ya que si se hace con mucha frecuencia puede influir de manera negativa. En caso de querer efectuar esa acción hay que hacerlo cada dos años, y asegurarse que el drenaje sea el adecuado.

Sin Comentarios

Deja tu comentario