El perfume de la dama de noche

el perfume de la dama de noche

¿Eres un enamorado del perfume de las plantas olorosas? Entonces no puede faltar en tu terraza la Dama de Noche, un arbusto de hoja perenne (aunque puede llegar a perder algunas hojas en invierno) que puede llegar a medir entre un metro y medio y cuatro y cuyo aroma llega a estar al nivel del jazmín o del azahar. Es, además, una planta muy especial porque sólo podrás apreciar su olor por la noche, que únicamente cuando se abren sus flores.

En el mundo de la jardinería la Dama de Noche (conocida también como Galán de noche, Cestro o Zorrillo) es una de las plantas más consideradas, precisamente por estas pequeñas flores tubulares que únicamente se abren cuando llegan las horas nocturnas y que tienen un poder aromático muy  importante. El único problema es que solo podrás disfrutar de ellas los últimos días de primavera y  durante el verano, que es la única temporada del año en que florece.

Los cuidados de esta planta de jardín no son excesivamente complicados. Tolera prácticamente todos los suelos donde se la planta con la condición de que estén bien drenados y solo hace falta regarla cada  dos  días. De hecho, el exceso de agua le puede provocar una serie de manchas marrones en las hojas. Un fertilizante basado en hierro contribuirá a darle un aspecto todavía más sano y bello. Al ser de origen tropical le favorece vivir en un ambiente no muy frío, más bien de temperaturas cálidas. También es importante que no la sitúes a plena sombra para evitar que tenga problemas para florecer.

Si quieres asegurarte de que tu Dama de Noche tenga una segunda floración y, además, tenga controlado su crecimiento te recomendamos que después de su primera floración le hagas una buena poda de sus ramas. ¡Verás como la planta cambia a mejor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.