Cuidados para las hierbas aromáticas

Cuidados para las hierbas aromáticas

Hierbas aromáticas

Las plantas aromáticas son un complemento ideal para las comidas, no sólo aportan sabor, sino que también olores y colores para resaltar lo mejor de cada plato. Las más utilizadas suelen ser la menta, romero, albahaca, perejil, salvia y eneldo, todas sin excepción son bastante sencillas de obtener en casa y de cuidarlas. Así que con unos simples pasos puedes obtener una huerta que nada tendrá que envidiar a las demás.

Puntos a considerar para cultivar hierbas aromáticas

  • Se necesita encontrar un lugar idóneo, es decir que cuente con las horas de sol suficiente (al menos 6 horas) y que además permita realizar un drenaje de forma sencilla del sustrato.
  • No te preocupes si no tienes tierra en un jardín, cualquier rincón se puede adaptar a estas hermosas plantaciones, como el borde de la ventana en maceteros.
  • Asegúrate que los contenedores tengan agujeros, ya que éstos permitirán que fluya el drenaje, ya que en el caso de no tener hoyos, el agua se puede concentrar y generar la asfixia de tu planta por exceso de agua o bien, que se pudra por exceso de humedad.
  • Por su parte, cada planta, dependiendo de las condiciones que requiera para crecer, necesitará de un procedimiento de sembrado, siguiendo determinados parámetros, como la profundidad a la que se dejará las semillas.
    Plantas aromáticas
  • Los cuidados de las plantas suelen ser simples y pocos, tienden a darse con facilidad y son de rápida adaptación, por eso, si el regado es el justo, entonces tu planta se desarrollará óptimamente.
  • Por determinadas razones, a la hora de extraer las hojas que se requieren para las elaboraciones de comidas, las plantas aromáticas se decaen e incluso llegan a morir rápidamente. Pero esto no debería ocurrir, para eso se debe saber exactamente cómo es el proceso de recolección, para ello se tiene que esperar a que ellas estén lo suficientemente fuertes y establecidas, eso implica esperar dos meses al menos, algo que no todos esperan. También se ha de sembrar las hierbas según sea el tiempo, no todas se dan de la misma forma en primavera. Además, no es recomendable tirar las hojas o partirlas, usa unas tijeras y selecciona cuidadosamente. Puedes extraer varias y dejarlas secar para uso posterior, así el resto del tiempo la planta se puede dedicar expresamente a la recuperación.

Sin Comentarios

Deja tu comentario