La belleza de la buganvilla

La belleza de la buganvilla

Hay plantas que cautivan a las personas gracias a su aspecto precioso y sus colores llamativos. La buganvilla es uno de estos objetos. Este arbusto tiene la característica de ser trepador y forman una especie de siete u ocho arbolillos que producen una flor muy atrapante. No obstante, cada especie tiene un color distinto, lo cual hace que se diferencien entre ellas y cada persona pueda combinar esas tonalidades en su propio hogar.

La época del año, en la cual más florecen las buganvillas es durante el verano y en lugares cálidos como el sur de España es posible verlas en condiciones óptimas durante el invierno, debido a que la temperatura no es tan baja.

Jardineria

Este tipo de planta es ideal para cubrir un muro en mal estado que no quiere ser pintado por los dueños, a causa del costo que puede tener desarrollar esa tarea. Hay que remarcar que pueden trepar hasta tres o cuatro metros de altura y su longitud puede alcanzar los ocho metros. Para que se logre ésto de una manera ideal deben estar plantadas en la tierra y en el exterior del recinto. Hay que tener en cuenta que si se plantan sobre una maceta no tendrán la misma fuerza.

Hay ciertos cuidados especiales que se le debe atribuir a este estilo de arbusto. Uno de ellos es la luz y la situación ya que requiere una iluminación muy abundante. En cuanto a la temperatura, lo que se sugiere es de cinco grados en invierno y más de 30 grados en verano. El riego de la buganvilla debe ser muy abundante, ya sea dos o tres veces por semana en verano y una en invierno.

Por otra parte, la mayor facilidad de esta plantación es que su cultivación es muy simple y apenas requiere de ciertos conocimientos básicos.

1 Comentario

Deja tu comentario