Plantas de interior que son tóxicas para los humanos

Plantas de interior que son tóxicas para los humanos

Plantas tóxicas

Es de público conocimiento que no todas plantas pueden estar en el interior. De hecho, muchas plantas no pueden poseerse en el interior de nuestras habitaciones porque al realizar su fotosíntesis a la noche le quitan oxígeno a la persona para respirar. Sin embargo, esto no es todo. Hay plantas que son tóxicas para el ser humano y lo peor de todo esto es que muchas personas no lo saben.

Últimamente se han puesto de moda algunas plantas que son traídas de África o zonas tropicales de América del Sur. Es importante tener información precisa sobre esto, ya que puede ser potencialmente peligroso para todos, especialmente niños y animales (ya que pueden llevarse las hojas o semillas a la boca, o algún perro puede intentar comerlas). A continuación les mostraremos algunas plantas de interior que son toxicas.

Filodendro

Esta planta es muy común en Latinoamérica. Puede crecer en ambientes secos y húmedos, y es muy común verla enredada en los árboles. Existen más de 700 especies distintas y debido a su raíces aéreas son capaces de sobrevivir incluso a grandes alturas. A pesar de verla comúnmente, debemos mantenerla alejada de cualquier criatura que pueda llegar a intentar comerla. Esta planta es altamente tóxica, ya que posee oxalato de calcio. Esta particular sustancia con forma de pequeños cristales, se encuentra presente en toda la planta. Si el consumo es pequeño puede producir desde irritación a un intenso dolor de estómago, mientras que un consumo importante de la misma puede generar inconsciencia y muerte.

Hiedra inglesa

Su nombre verdadero es hedera helix, pero muy pocas personas la conocen por su verdadero nombre. Originalmente, estas plantas se utilizan como enredaderas para exterior, aunque también podemos tenerla en pequeñas macetas para el interior de nuestro hogar. Esta planta es altamente toxica, tanto en sus bayas como la savia.

Ficus

Ficus

Tanto el ficus de hoja pequeña como el ficus de hoja grande se caracterizan por sus hojas con carácter gomoso. Son muy particulares al tacto, y son una decoración típica de los hogares. Sin embargo, esa gomosidad de sus hojas es muy tóxica para cualquiera que lo consuma.

Como vemos, estas plantas que podemos encontrar en la vida cotidiana, son altamente tóxicas. ¡Cuidado!

Sin Comentarios

Deja tu comentario