Archivos

Las flores de temporada para tu boda en invierno

Desde siempre ha sido tradición usar las flores de temporada para preparar elementos tan importantes de una boda como el ramo de la novia o la decoración de la iglesia y el restaurante. Esto resulta mucho más sencillo si te casas en primavera y verano, épocas en que te puedes encontrar muchas variedades de las más bellas flores que existen en jardinería. Pero, ¿y si tu boda es en invierno?

Evidentemente siempre es posible recurrir a las especies de importación si quieres decorar tu ceremonia con las flores que son tendencia cada año  en el sector de las bodas pero siempre te resultará más natural – y por supuesto económico- si usas las típicas de cada estación, invierno en este caso. ¿Te imaginas más calidez que la que puede proporcionarte en un día de invierno unos preciosos tulipanes, calas o gladiolos?

Es evidente que cada novia necesita un ramo especial adaptado tanto a su personalidad como a  la estética que piensa lucir en el día de su boda pero para que puedas empezar a pensar en como sería el tuyo debes saber cuales son las flores típicas de la estación de invierno: orquídea, narciso, anémona, hortensia, campanillas y jazmín, entre otras. Y especialmente las reinas: camelias (la flor fetiche de Coco Chanel),iris, lirio, calas, gladiolos, pensamientos y tulipanes.

Cada una de estas flores te aportará algo especial a tu ramo y a tu look de novia en general. Los enormes pétalos de los lirios, las calas y los gladiolos impactarán a todo el mundo que te vea por su gran glamour, mientras que la camelia, por su cierta semejanza a la peonía le dará un aire mucho más primaveral a tu bouquet. Por otra parte el jacinto y el jazmín, con sus pequeñas florecitas y su intenso olor, se convierten en el marco ideal para rosas y orquídeas y en las más adecuadas para que puedas lucir  un espectacular ramo en cascada.

plantas con flores resistentes al frío del invierno

Las temperaturas ya empiezan a bajar y el frío del invierno estará con nosotros en cuatro días. Si te estás preguntando qué hacer con tu jardín o terraza para que luzca tan bonito como en verano te recomendamos el cultivo de algunas plantas de exterior, y con flores, resistentes a estas temperaturas tan extremas.

El narciso es una de las pocas plantas de jardín que te garantiza tener flores en el exterior en pleno invierno, sin importar la temperatura. Tan sólo  tienes que tener la precaución de colocar esta planta bulbosa en una zona con sol o semisombra y cortar sus flores cuando se hayan secado. Por cierto, si las cortas antes para ponerlas en un jarrón no las mezcles con otras: contienen una sustancia que acorta la vida de las otras flores.

El brezo es otra de las plantas que no deben faltar en tu jardín o terraza en invierno. Sus flores llenarán de color la zona sin tener que preocuparte en exceso por ella, ya que es extremadamente resistente al exterior y, de hecho, necesita temperaturas frías en invierno para sobrevivir correctamente. Los expertos recomiendan que la coloques a pleno sol o en sombra parcial y regarla poco, y en días que no hiele. También le irá bien que la abones en primavera y a principios y finales de verano.

Para acabar, te recomendamos otra planta con flores que alegrará la vista de tu jardín o terraza en pleno invierno: el rododendro. No le afectan ni mucho menos las bajas temperaturas pero sí que tienes que tener en cuenta que para su cultivo necesita un suelo ácido y estar situada en una relativa sombra, porque el calor y los rayos de sol directos pueden dañarlo.

el perfume de la dama de noche

¿Eres un enamorado del perfume de las plantas olorosas? Entonces no puede faltar en tu terraza la Dama de Noche, un arbusto de hoja perenne (aunque puede llegar a perder algunas hojas en invierno) que puede llegar a medir entre un metro y medio y cuatro y cuyo aroma llega a estar al nivel del jazmín o del azahar. Es, además, una planta muy especial porque sólo podrás apreciar su olor por la noche, que únicamente cuando se abren sus flores.

En el mundo de la jardinería la Dama de Noche (conocida también como Galán de noche, Cestro o Zorrillo) es una de las plantas más consideradas, precisamente por estas pequeñas flores tubulares que únicamente se abren cuando llegan las horas nocturnas y que tienen un poder aromático muy  importante. El único problema es que solo podrás disfrutar de ellas los últimos días de primavera y  durante el verano, que es la única temporada del año en que florece.

Los cuidados de esta planta de jardín no son excesivamente complicados. Tolera prácticamente todos los suelos donde se la planta con la condición de que estén bien drenados y solo hace falta regarla cada  dos  días. De hecho, el exceso de agua le puede provocar una serie de manchas marrones en las hojas. Un fertilizante basado en hierro contribuirá a darle un aspecto todavía más sano y bello. Al ser de origen tropical le favorece vivir en un ambiente no muy frío, más bien de temperaturas cálidas. También es importante que no la sitúes a plena sombra para evitar que tenga problemas para florecer.

Si quieres asegurarte de que tu Dama de Noche tenga una segunda floración y, además, tenga controlado su crecimiento te recomendamos que después de su primera floración le hagas una buena poda de sus ramas. ¡Verás como la planta cambia a mejor!

La hiedra tiene una belleza muy importante en el mundo de la jardinería. El estilo en el cual se suele utilizar es en la pared de un hogar, ya que le da un atractivo muy bueno, con un colorido verde en el exterior del recinto. Hay que mencionar que la hiedra no se caracteriza por tener una gran cantidad de flores, sino que suele cubrir toda la superficie en donde se la planta con las hojas, que tienen una tonalidad muy fuerte. Las técnicas que se emplean para el cuidado de esta planta no son muy complicadas de llevar a cabo.

El riego debe ser de mucha cantidad de agua por lo que sólo hace falta regarlas dos veces a la semana y en invierno alcanza con una vez o menos.

Jardineria

Kalanchoe: flores resistentes

El kalanchoe, muy popular por sus flores, tanto puede vivir en el interior de tu hogar como en el jardín. Pertenece a las crasuláceas, un tipo de plantas que tienen tallos, hojas o raíces más gruesas de lo normal porque acumulan agua para sobrevivir a una posible sequía. Cuenta con más de 200 especies pero la más conocida es la blossfeldiana. Sus llamativas flores pueden ser de muchos colores, desde el amarillo al violeta y florecen en primavera para llegar a durar hasta cinco meses.

Una de las ventajas que ofrece el kalanchoe a los no expertos en jardinería es que necesita muy pocos cuidados para su cultivo, ya que es una planta extremadamente resistente. Solo tenemos que fertilizarla aproximadamente cada  dos semanas y vigilar que esté a la luz si la tenemos en el interior de la casa o en sombra-semisombra si la plantamos en el jardín. También es importante que la situemos en algún lugar no muy frío y con un plato debajo de su maceta para asegurarnos  que  su sustrato esté siempre húmedo.

En cuanto a posibles plagas y enfermedades, el kalanchoe es una planta muy fuerte que solo puede verse afectada esporádicamente por pulgones o cochinillas, que podremos combatir fácilmente con insecticidas específicos. Si no está colocada en un lugar bien ventilado también puede sufrir la presencia de un hongo conocido como mildiu.

La reproducción del Kalanchoe se hace de manera muy fácil mediante esquejes que se cortan de 7 ó 8 centímetros en primavera y que, después de esperar a que cicatrice la zona de corte, se plantan en un sustrato de turba, arena y mantillo bien drenado. Cuando las nuevas plantas ya tengan raíces, las trasplantaremos a una  maceta con tierra para cactus. Si lo preferimos, también podemos reproducir el kalanchoe por semillas, en semilleros colocados en el interior y con una temperatura estable de unos 20 grados.

el anthurium, una de las flores más bellasUna de las plantas más vistosas que puedes poner en tu hogar es el Anthurium, por los colores y la forma de sus espádices, que habitualmente se confunden con las  flores debido a su espectacularidad y que pueden ser de tonalidades tan diversas como el amarillo, el verde manzana, el rosa o el rojo. Su belleza y su brillo hace que bien se pueda confundir con una “planta artificial”.

Esta especie, llamada habitualmente anturios o calas,  es de origen tropical o subtropical y posee más de 600 variedades: puede ser herbácea, leñosa, rastrera, trepadora… pero todas ellas siempre tienen en común sus hojas ovales grandes, consistentes y divididas en lóbulos. Su cultivo debe hacerse en una tierra mezclada de musgo de turba y brezo con un puñado de arena. Si hay que transplantarla se hará al acabar el invierno, cuando ya se acabe la floración.

Entre los cuidados del anthurium, como planta de interior, destaca que para desarrollarse bien necesita  una temperatura más bien càlida, mucha humedad en ambiente  y bastante luz, pero no directa (mejor no colocarla al lado de una ventana) ni fuentes de calor cercanas. Es especialmente necesario mantener su sustrato siempre húmedo y aprovechar sus riegos para abonarla cada dos semanas, especialmente cuando hace calor. También es importante evitar que el anthurium este expuesto a corrientes de aire y que se  corten las hojas secas o las flores marchitas a un centímetro del tallo con un corte limpio de tijeras.

Si te preocupan las plagas o enfermedades que pueda tener tu anthurium debes tener claro que  al ser una planta que vive dentro del hogar las posibilidades de tener estos problemas son mínimas. En caso de que en verano aparezcan ácaros y cochinillas podràs controlarlos con un insecticida sin problemas.

Y, para acabar, una curiosidad: ¿sabes cual es el significado del anthurium en el lenguaje de las flores? Sexualidad ardiente y exotismo… ¡Todo un cumplido si te la regala tu amante!

La Strelitzia Nicolai es una planta de gran majestuosidad y belleza que se utiliza mucho en jardinería gracias a sus características exóticas que tienen en las flores y que atrapan a las personas. El color violeta cárdeno, con hojas blancas y violeta claro es uno de los rasgos más llamativos que tiene esta planta. El diseño de jardines se verá muy favorecido gracias a la utilización de la Strelitzia. Las mismas tienen forma de palma y sus hojas surgen simétricas como un abanico que puede alcanzar los tres metros. Son muy sensibles al frío y no soportan las heladas. Además, tienen la necesidad de suelos muy fértiles.

En cuanto al cuidado que se le tiene que atribuir a esta maravillosa planta nos encontramos con que no se la tiene que exponer a un sitio donde haya sol de manera directa, ya que quemaría a la planta y no tendría un desarrollo adecuado. El riego debe ser abundante en verano, ya que hay pocas precipitaciones en esa época del año, y además, debe suspenderse en invierno, ya que las temperaturas en ese momento son extremadamente bajas. La reproducción de la Strelitzia se genera por semillas, o mediante brotes, durante la primavera.

Jardineria

El limpiatubos es una planta que se caracteriza por su flor de color rojo. Es un modelo que se utiliza únicamente para estar ubicada al aire libre, es decir, que nunca se piensa en ella para estar ubicada dentro del hogar para ambientar un dormitorio o la sala de estar.

En cuanto al cuidado que se le tiene atribuir a la limpiatubos hay que mencionar que tiene que estar en un lugar luminoso y ventilado en verano, y con una temperatura muy cálida en esa época del año, mientras que invierno debe ser más fresca, aproximadamente de 6 a 8 grados centígrados. Sin embargo, hay que valorar que también soportan adecuadamente condiciones climáticas más severas.

Jardineria

Síguenos

11,655FansLike
29Seguidores+1
2FollowersFollow

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies