Archivos

Cítricos

Los árboles de frutas cítricas, además de hermosamente decorativos son hermosos seres que perfumarán con sus flores el espacio que ocupen y nos darán esos frutos que podremos disfrutar ilimitadamente si le damos los cuidados necesarios.

A veces es difícil tener árboles de un tamaño como el que alcanzarán estos, si no se tiene patio o tenemos uno muy reducido. Por eso les traemos la idea de cultivarlos en una maceta grande, porque este tipo es también el más recomendado para ello. En realidad, lo mejor es elegir la variedad enana, pero será lo mismo si preferimos uno estándar, porque si lo mantenemos podado, no alcanzará el tamaño que debería tener creciendo libremente. Mientras sean pequeños, lucirán hermosos en tu jardín y las frutas le darán color al espacio.

Debes saber que las frutas serán más pequeñas que las que nacerían de árboles que están en el suelo, pero esto no quita que sean igual de buenas. Para comenzar necesitarás una maceta lo suficientemente grande para un pequeño árbol, que sea profunda y ancha, teniendo en el fondo agujeros para el drenaje del agua, de este modo solo tomará lo necesario. Es importante que sepas que los árboles de frutos cítricos necesitan que la tierra esté algo floja, no compactada, porque si no no podrás trasplantarlo en un futuro.

Plantas cítricas

 

Lo ideal es que pidas en un vivero que te den un tipo de tierra especial para esta variedad de plantas, pero si no es así, puedes armar la mezcla tú mismo con 2/3 de compost o en su defecto, tierra negra, 1/3 de sustrato de fibra de coco, un puñado de fertilizante del tipo “liberación lenta” y por último, 2 o 3 centímetros de arcilla para el fondo de la maceta, esto garantizará un buen drenaje. Si quieres, también puedes agregar humus de lombriz a la mezcla.

Al momento de colocar al arbolito, debes hundirlo hasta la unión entre las raíces y el tronco. Recuerda que estas plantas necesitan entre 8 y 12 horas diarias de sol, por lo tanto lo recomendable es que esté en un lugar con mucha luz. La temperatura que pueden tolerar va desde los 12 a los 30 grados centígrados.

Jardinería de interior

La jardinería es una de las mejores maneras de despejar la mente, ya que podemos hacerlo en nuestro hogar, por un módico precio y con resultados estéticos impresionantes para nuestro hogar. Con tan sólo unos pocos elementos podemos incursionar en este fascinante mundo, que incluye desde novatos hasta profesionales de la jardinería. En esta ocasión les traemos algunos trucos para aquellas personas que desean incursionar en la jardinería y no saben cómo. No hay una fórmula para saber cómo ser unos de los mejores jardineros, sino que es cuestión de tiempo, práctica y mucha paciencia.

Para empezar, debemos saber sobre qué vamos a trabajar y con cuánto espacio contamos. Por ejemplo, podremos trabajar sobre un vasto jardín si poseemos uno, o podremos dedicarnos a la jardinería de interior. Esto es una decisión que debemos tomar no sólo en base a cuánto terreno disponemos, sino también de cuánto tiempo disponemos. Este punto es muy importante a tener en cuenta, ya que un gran jardín de grandes proporciones o de plantas muy exóticas requiere de una gran cantidad de tiempo.

Muchos se preguntan qué necesitan para arrancar. Como primer medida, debemos trabajar el terreno en el cual decidamos trabajar. Si vamos a trabajar en exterior, es importante que la primer temporada la dediquemos a abonar la tierra, y dejarla en condiciones ideales para luego empezar a plantar. Por su parte, si deseamos una jardinería de interior podremos comprar algunas macetas y semillas con plantas para interior. Con una regadera y una tijera de jardinería, sumado a una pequeña bolsa de fertilizante para la tierra será suficiente. Es deseable contar con guantes para no lastimar nuestras manos con espinas o cualquier herida.

Abonar la tierra

En cuanto a la elección de las plantas, siempre se debe recurrir a un especialista o una búsqueda en Internet, para saber qué planta cuidar, sobre qué suelos crece, qué condiciones climáticas y cuidados necesita, entre muchos otros. Es ideal para los novatos empezar por plantas que requieran de cuidados no muy complejos, para construir el hábito de la jardinería lentamente. Luego, con el correr del tiempo podrán ir experimentando con plantas más extrañas y más complejas, si así lo desean.

Plaga de pulgones

No es extraño que en épocas de brote y rebrote de nuestras plantas, los pulgones aparezcan como plagas en nuestro jardín. Si quieres impedir que estos insectos sigan perjudicando las plantas que con tanta dedicación cuidas, continúa leyendo este artículo para tener más información.

En primer lugar, comenzaremos explicando qué son los pulgones y cuáles son sus características importantes. Los pulgones son pequeños insectos chupadores de unos escasos milímetros; a pesar de su diminuto tamaño, son fáciles de percibir cuando se encuentran en las plantas. El color característico de los pulgones es el verde claro pero existen amarillos, rosas, blancos, grises y negros. Estos insectos causan daño en las plantas al chupar la savia de sus nuevos brotes.

Existen diversas formas ecológicas de combatir con la plaga de pulgones:

Puedes utilizar agua jabonosa o agua a presión para pulverizar las plantas y lograr de una manera fácil que se retiren de las mismas.

Otra solución útil para realizar es mezclar jabón con alcohol. Para realizar este método, debes disolver un litro de agua utilizando dos cucharadas de escamas de jabón neutro y dos de alcohol que se encuentre a 90°. Una vez realizado esto, se deben mezclar tres o cuatro colillas de cigarrillos maceradas en un vaso de agua a medio llenar. Para que los pulverizadores no se obstruyan, las colillas deben encontrarse filtradas de manera correcta.

Elminar pulgones

Crear una infusión o macerado a base de ortigas es también otro remedio para eliminar la plaga de pulgones. Para realizarla, debemos colocar 500 gr. de ortigas frescas en un recipiente y sumarle cinco litros de agua. Una vez hecha la mezcla, debemos colocar el recipiente en un sombreado y revolver lo realizado en varias ocasiones en un día con el fin de oxigenarlas. Una vez que la misma esté descompuesta, debemos colarla en otro recipiente. Dejaremos reposar la infusión por 24 o 48 horas y así estará lista para aplicarlo en las plantas y rociarla sobre los insectos.

En el caso de que la plaga se encuentre en árboles, la mejor opción para eliminarla es colocar cintas adhesivas en la corteza de los mismos para que los insectos queden pegados allí.

Hierbas aromáticas

Las plantas aromáticas son un complemento ideal para las comidas, no sólo aportan sabor, sino que también olores y colores para resaltar lo mejor de cada plato. Las más utilizadas suelen ser la menta, romero, albahaca, perejil, salvia y eneldo, todas sin excepción son bastante sencillas de obtener en casa y de cuidarlas. Así que con unos simples pasos puedes obtener una huerta que nada tendrá que envidiar a las demás.

Puntos a considerar para cultivar hierbas aromáticas

  • Se necesita encontrar un lugar idóneo, es decir que cuente con las horas de sol suficiente (al menos 6 horas) y que además permita realizar un drenaje de forma sencilla del sustrato.
  • No te preocupes si no tienes tierra en un jardín, cualquier rincón se puede adaptar a estas hermosas plantaciones, como el borde de la ventana en maceteros.
  • Asegúrate que los contenedores tengan agujeros, ya que éstos permitirán que fluya el drenaje, ya que en el caso de no tener hoyos, el agua se puede concentrar y generar la asfixia de tu planta por exceso de agua o bien, que se pudra por exceso de humedad.
  • Por su parte, cada planta, dependiendo de las condiciones que requiera para crecer, necesitará de un procedimiento de sembrado, siguiendo determinados parámetros, como la profundidad a la que se dejará las semillas.
    Plantas aromáticas
  • Los cuidados de las plantas suelen ser simples y pocos, tienden a darse con facilidad y son de rápida adaptación, por eso, si el regado es el justo, entonces tu planta se desarrollará óptimamente.
  • Por determinadas razones, a la hora de extraer las hojas que se requieren para las elaboraciones de comidas, las plantas aromáticas se decaen e incluso llegan a morir rápidamente. Pero esto no debería ocurrir, para eso se debe saber exactamente cómo es el proceso de recolección, para ello se tiene que esperar a que ellas estén lo suficientemente fuertes y establecidas, eso implica esperar dos meses al menos, algo que no todos esperan. También se ha de sembrar las hierbas según sea el tiempo, no todas se dan de la misma forma en primavera. Además, no es recomendable tirar las hojas o partirlas, usa unas tijeras y selecciona cuidadosamente. Puedes extraer varias y dejarlas secar para uso posterior, así el resto del tiempo la planta se puede dedicar expresamente a la recuperación.

Plantar

Cuando hablamos de plantar, estamos haciendo referencia a una gran ayuda para nuestro planeta. Todos sabemos las características positivas que tiene el plantar un árbol y todo tipo de vegetación, no solo para el medio ambiente, sino para nosotros mismos, ya que nos otorga sombra y produce oxígeno al planeta, transformando el dióxido de carbono.

Si eres nuevo en este tema de la plantación, no te preocupes. Aquí te daremos unos cuantos tips y consejos que te ayudarán a saber todo lo que necesitas para que tus plantas crezcan fuertes y puedas mantenerlas sin ningún tipo de problema.

  • Lo primero que debes saber es que puedes plantar árboles y arbustos en cualquier época del año. Éstos no serán afectados por los cambios del clima.
  • Si planeas plantar en gran cantidad, debes tener en cuenta el espacio. Cuando se encuentran muchas plantas en un mismo sitio puede que no todas crezcan de la misma manera, debido a la competencia que habrá por obtener luz, agua y nutrientes que posee el suelo.
  • Las condiciones climáticas no afectan del mismo modo a todas las plantas. Si en la zona en la que decides plantar suele haber vientos fuertes, es preferible y recomendable escoger especies duras para que no se quiebren fácilmente. Lo mismo sucede con el sol, si notas que es demasiado fuerte, puede que sea necesario que le brindes un poco de sombra a tus plantas para evitar que se sequen y marchiten en un corto tiempo, lo puedes hacer con mediasombras o  mallas de sombreo.
  • Si vas a realizar un trasplante de maceta a tierra, el día anterior deberás humedecer y regar muy bien la tierra de la maceta para que ésta se ablande y sea más fácil llevar a cabo el proceso. Con respecto al lugar donde va a ser trasplantada, debes asegurarte de remover la tierra y proporcionar abono, para que la planta quede firme y se adapte bien al nuevo ambiente.
    Trasplantar
    Es recomendable hacerlo cuando las plantas ubicadas en macetas crecen mucho y se desbordan, necesitando más lugar para expandir sus raíces.

Con estos consejos y tips podrás ver cómo tus plantas crecen de la mejor manera.

Agricultura ecológica

En la actualidad, especialistas comprobaron que los productos sintéticos que se utilizan para controlar las posibles plagas o enfermedades de los vegetales o las plantas pueden afectar al medio ambiente y causar envenenamiento o enfermedades en las personas, si es que se utilizan de manera continua e indiscriminada. Además, estos insecticidas provocan que los insectos sean más resistentes y que los parásitos, predadores o  polinizadores -entre otros- sufran una alteración en su ciclo de vida. Es por esta razón que en la agricultura ecológica se comenzaron a utilizar insecticidas y fungicidas naturales, es decir, que se utilizan productos de origen vegetal y mineral que no se someten a procesos de síntesis química. Algunos ejemplos de estos insecticidas naturales son:

Insecticida natural

  • Aceite de verano: Es un insecticida polivalente (es decir, que puede matar muchos parásitos) que no se debe utilizar más de una vez al año en plantas o vegetales.
  • Aceite de invierno: Como bien lo dice su nombre, este insecticida sólo se debe aplicar en invierno. Se utiliza para eliminar huevos de pulgón de ácaros, cochinillas y algunas esporas que aparece en los hongos.
  • Bacillus thuringiensis: Es una bacteria que se encuentra en el suelo y se utiliza como un pesticida biológico.  Se suele utilizar para larvas de mariposas o mosquitos.
  • Nicotina: es un compuesto orgánico que se puede hallar principalmente en la planta del tabaco. Debido a que es un veneno de gran potencia, se lo utiliza como múltiples insecticidas. Se suele utilizar en invernaderos o para cochinillas, pulgones, huevos y larvas.
  • Rotenona: Es una sustancia que posee su origen vegetal. Fue uno de los primeros insecticidas; sin embargo, desde el año 2007 que es considerada como toxina ambiental y que ya no se puede utilizar con esta función. Se solía utilizar para eliminar hormigas, ácaros, orugas, entre muchos otros.
  • Pelitre: Es una planta perenne que se utiliza en su mayoría como insecticida natural. Tiene como fin exterminar pulgas, piojos y muchos otros parásitos. También, se suele utilizar para eliminar pulgones, ácaros y moscas blancas.
  • Metaldehído: Es un compuesto químico comercializado bajo distintos nombres. Se aplica típicamente en forma de pequeñas pelotas y elimina babosas y caracoles.

5 pasos huerto urbano

La jardinería no sólo significa la creación de jardines ornamentales, la tarea de plantar tiene muchos beneficios entre los cuáles destacamos los mentales: relaja, desestresa, cura e incluso nos abre la mente. Sin embargo, al poder de las flores le podemos unir otras cualidades: si nos permite ahorrar, ser ecológicos, comer mejor, divertirnos y aprender a ser sostenibles, de lo que hablamos es de un huerto ecológico.

Un huerto ecológico es una manera de aprender a comer con sabores reales y menos toxicidad y a ser responsables con lo que comemos y además es una actividad divertida y enriquecedora que, de hecho, engancha.

1.Así que el paso número uno en vuestra aventura hortícula es elegir sitio.

No os preocupéis si sois de los que tienen problemas para mantener con vida sus plantitas o si no tenéis espacio, se puede empezar poco a poco: un pequeño balcón o una ventana con espacio para macetas es suficiente para que os pique el gusanillo. Eso sí, necesitaréis que os de un poco de sol. Nuestro consejo para empezar es que, contando con luz empecéis con un tiesto, y tomates cherry. Si tenéis poca ‘iluminación natural directa’ frutas del bosque’

De esta manera vivir en la ciudad no tiene porque convertirnos en seres fríos y alejados de su propia naturaleza, Un huerto ecológico puede ser urbano, ya que en ciudades como Madrid o Barcelona, tanto si tenéis una terraza como si no, hay espacio para alquilar dentro de la o a las afueras donde sembrar más a vuestras anchas, cuando ya tengáis algo de práctica preferiblemente.

2. Tomárnoslo con calma, ya que el huerto fructifica con tiempo, practica y atención.

Esta tarea tiene muchas ventajas como obtener alimentos buenos, baratos y sanos, no contaminar, hacer ejercicio y aumentar nuestra relajación y bienestar, pero no os equivoquéis el huerto pide cuidado continuo, razón por la que quienes de verdad no están interesados decaen a los meses. Tenerlo en casa impide en gran medida que esto pase, pero desde luego se trata de una labor de nuestra actitud y voluntad, todo lo bueno implica un sacrificio. Así que tomároslo con calma y imponeros una disciplina si tenéis que moveros a una parcela urbana o si no dejadlo en vuestra casa.

Por otro lado el huerto pide un aprendizaje y se ve afectado por circunstancias externas, no es llegar y besar el santo. Puede que haya semillas que no crezcan, plantas que se mueran o que el tiempo no permita a una siembra llegar a buen puerto. Eso no debe haceros abandonar, pronto aprenderéis que se os da bien y como luchar contra las pequeñas adversidad y vuestros errores.

Por otro lado, crecer y obtener frutos, recordad, implica una espera necesaria.

3. Siempre poco a poco y con verduras y frutas de temporada
Aunque hay alimentos como los tomates que se pueden plantar casi todo el año, la verdadera comida sana es la de temporada, la que crece mejor y más rápido.

4. Informaros bien: existen miles de comunidades concienciadas y apasionadas del huerto que os ayudarán vía online o de forma presencial si acudís a huertos urbanos compartidos.
Todo lo podéis hacer vosotros mismos a medida que aprendáis, desde las macetas y mesas de cultivo, con materiales reciclados como cajas de maderas, cajones rotos o palets, hasta el mismo compost. No se trata este de un mero empeño ecológico, es que además nos ayuda a ahorrar y, os aseguramos, mejora la autoestima.

5. El huerto es social

No sólo podéis descubrir el placer de cosechar lo que sembréis (¿cuántas veces en esta vida podéis decir esto?), sino que dejaréis los problemas atrás, entraréis en un nuevo modelo de vida sana, el de ciudadanos 0.0, y, lo mejor, podéis divertiros con amigos que se unan al grupo o reuniros con gente que comparta este afán. También podéis practicar ‘huerting’ con la familia, no sólo pasaréis un buen rato, es una lección perfecta para los más peques que aprenderán sobre las frutas y verduras, se sentirán útiles e independientes al contribuir en este proceso, serán más responsables y ecológicos y, para que mentir, les permitirá jugar con el barro de forma ‘permitida’.

Para que esto sea más animado llevaros música y un tentempié. En verano, con unos refrescos o cervezas y un aperitivo el huerto resulta un plan genial. Échale un vistazo a la iniciativa que ha llevado a cabo San Miguel.

cultivar un manzano

Los árboles frutales son muy buenas opciones para tener en los amplios jardines. En este caso en especial y si te has inclinado por el cultivar un manzano pero no sabes cómo hacerlo, a continuación podrás encontrar las indicaciones que requieres para hacerlo y también algunos consejos que te serán de utilidad.

Indicaciones y tips para cultivar un manzano

 

A la hora de sembrar un manzano es esencial que consideres varios aspectos, indicaciones y consejos para el proceso. Estos son los siguientes:

  • Germinación de las Semillas: para comenzar con la siembra debes cerciorarte de que tus semillas estén bien secas. Al tenerlas así debes dejarlas en el refrigerador por un mes para que germinen. Para ello envuélvelas en una hoja de papel humedecida y mételas dentro de una bolsa.
  • Siembra: saca las semillas del refrigerador y cerciórate de que tengan una raíz, pequeña. Este es el momento en que debes sembrarlas pero no directamente en el jardín sino en una maceta.
  • Trasplante: cuando tu manzano haya crecido lo suficiente es momento de trasplantarlo al jardín, ya que solo en un terreno más amplio tendrá los nutrientes y espacio suficiente para crecer y dar frutos. La tierra debe drenar fácilmente, debe ser rica en nutrientes, así mismo debes prepararla con fertilizantes como composta orgánica.
  • Cuidados: al cultivar un manzano debes procurar  que en el sitio elegido de su cultivo el árbol tenga mucha luz del sol. Así mismo debe dar un buen espacio, ya que el manzano suele crecer hasta 6 metros y en algunos casos más.

Finalmente debes saber que el trasplante de este árbol se aconseja hacerlo en el tiempo de primavera o en el de verano.  Da buena agua, no lo podes muy constantemente y elimina de manera seguida la mala hierba.

Síguenos

10,979FansLike
29Seguidores+1
2,074FollowersFollow

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies